lunes, 29 de diciembre de 2014

Capítulo de las Esteras 2015: Madrid, 24 y 25 de enero

La Comisión Interfranciscana de Justicia, Paz e integridad de la Creación convoca cada dos años un Capítulo de las Esteras que, como aquellos capítulos de los primeros hermanos en tiempos de San Francisco, sirva para el encuentro fraterno y el diálogo en torno a un tema tan importante como es la Justicia Universal.

El próximo Capítulo tendrá lugar en Madrid, los días 24 y 25 de enero. Puedes encontrar más información en el folleto del encuentro (click aquí para descargar)




1 DE ENERO DE 2015: XLVIII JORNADA MUNDIAL DE LA PAZ

Accede, a través de este enlace (click aquí), al mensaje del Papa Francisco para esta jornada, que lleva por título: «No esclavos, sino hermanos».


miércoles, 10 de diciembre de 2014

Derechos Humanos, 365 días al año


Cada 10 de diciembre se celebra el Día de los Derechos Humanos. El lema de este año, «Derechos Humanos, 365 días al año» extiende a cada día del año el respeto a los derechos básicos e inalienables de todas y cada una de las personas.


El 10 de diciembre fue proclamado por la Asamblea General de la ONU en 1950, coincidiendo con el aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada previamente en 1948.En este tiempo de Adviento y revisión de nuestras vidas... ¿nos esforzamos por defender la dignidad y la igualdad de quienes comparten con nosotros el milagro de la vida? ¡Feliz día!


viernes, 5 de diciembre de 2014

Comunicado en el Día Internacional del Voluntariado

Compartimos este comunicado conjunto de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo en España y la Red de Entidades para el Desarrollo Solidario (REDES), de la que nuestra familia de FRANCISCANAS MISIONERAS DE LA MADRE DEL DIVINO PASTOR forma parte a través de la Fundación LADESOL.


COMUNICADO CONJUNTO DE LA COORDINADORA DE ONG PARA EL DESARROLLO EN ESPAÑA Y LA RED DE ENTIDADES PARA EL DESARROLLO SOLIDARIO (REDES)

Con motivo de la celebración del Día Internacional del Voluntariado del 5 de diciembre las coordinadoras mencionadas valoran el anteproyecto de Ley de Voluntariado elaborado, así como el proceso de consulta realizado con el ánimo de incorporar distintas visiones y tener en cuenta diferentes modalidades de la acción voluntaria, como el voluntariado internacional de cooperación al desarrollo, que estaba relegado en la anterior Ley 6/1996.

Consideramos que el Anteproyecto que se presenta es un buen marco general que mejora el existente, es más claro y acorde a la realidad social. Por ello urgimos a que se apruebe y pueda ser presentado al Parlamento a la mayor brevedad posible.

No obstante, creemos que es necesario, tal como se menciona en el propio Anteproyecto de Ley, un desarrollo reglamentario para que la futura nueva Ley de Voluntariado no quede como una referencia genérica. En particular en el ámbito de voluntariado internacional se hace preciso reconocer y regular el marco de derechos y deberes, particularmente en el voluntariado de largo plazo.

En relación a la protección social del voluntariado internacional sigue siendo vigente, tal como se expresó en la Recomendación de la Comisión Europea en 1985 (85/308/CEE), la necesaria promoción de iniciativas para el voluntariado al desarrollo fuera de sus fronteras y que se reconozcan medidas en beneficio de los mismos. En la coyuntura actual nos sentimos preocupados por los efectos que tiene la pérdida de cobertura de seguridad social, de la tarjeta sanitaria, cuando se realizan estancias en el extranjero superiores a 90 días. En estos casos las personas voluntarias perderían este derecho lo que nos parece incoherente con los propósitos de fomento y promoción del voluntariado que se reconocen en esta nueva Ley.

También queremos expresar nuestra inquietud por cuidar que la regulación no suponga perjuicio o una excesiva carga burocrática para organizaciones y asociaciones que promueven el voluntariado. En el caso de voluntariado internacional nos gustaría atender a la particularidad de corta duración, mayoritaria, para que fuera compatible regular y reconocer esta modalidad estableciendo obligaciones y derechos, con la necesidad de que la misma no implicara trabas o requerimientos excesivos.

Por tanto:

1. Pedimos la pronta aprobación del Anteproyecto de Ley presentado, y que una vez tengamos la nueva Ley de Voluntariado se inicie el proceso de elaboración de un reglamento, sin el cual la Ley no supondría mejoras significativas y reales para el voluntariado.

2. Reiteramos que es necesaria la protección social del voluntariado internacional al servicio de la cooperación para el desarrollo y que se garantice por las instancias de la Seguridad Social correspondientes la asistencia sanitaria a la vuelta, la potestad de acogerse a un régimen de excepcionalidad de la Seguridad Social, dada la naturaleza no laboral de su servicio, y velar por los riesgos que implica la suspensión del desempleo.  

3. Reclamamos que la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) concierte un seguro colectivo por parte de la Agencia Española de Cooperación Internacional y reconozca el servicio del voluntariado internacional en el marco de la cooperación al desarrollo.

En el marco de la agenda de desarrollo Post 2015 el voluntariado internacional al servicio de la cooperación para el desarrollo es clave en la promoción del desarrollo sostenible, en la inclusión social y en el fomento de una ciudadanía activa y solidaria.

Una patera para el Papa Francisco

Del 17 al 21 de noviembre, se ha celebrado en Roma el VII Congreso Mundial de la Pastoral de las Migraciones, que ha reunido a más de 300 personas de 93 países.

Al finalizar el congreso, se celebró en la sala Clementina la audiencia con el Papa Francisco, momento en el que se produjo este momento singular, en el que el director del Secretariado Diocesano de Migraciones, de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Gabriel Delgado, entregó una pequeña patera al Papa.


Compartimos aquí el testimonio de Gabriel:

«Ya, al final, cuando se marchaba, tuve la oportunidad de poder acercarme al Papa Francisco para entregarle un detalle que, aunque era sencillo y humilde – una pequeña patera -, estaba cargado de simbolismos, historias y personas.

Era una patera hecha por Modou, inmigrante africano residente en Tánger que, junto a otros compañeros subsaharianos, participa en un proyecto de la Asociación Armid, promovida por la Delegación de Migraciones de Tánger, para generar recursos para los inmigrantes.

Pude saludar al Papa Francisco, entregarle la pequeña patera y agradecerle su servicio, testimonio y ejemplo, manifestándole que la Diócesis de Cádiz y de Ceuta está muy sensibilizada y comprometida con la inmigración.

En mi corazón y en mi mente la patera iba cargada de muchos nombres, que en nuestra Diócesis han trabajado y siguen ahí entregando su vida con entusiasmo al servicio de los inmigrantes. Recordaba la historia de tantos que han estado sensibles y comprometidos, obispos, sacerdotes, laicos, amigas y amigos entrañables, tanta gente que haría falta una gran embarcación para llevarlos a todos.

También estaban los nombres de muchos inmigrantes – jóvenes y adultos, mujeres y niños - que han atravesado las aguas del Estrecho y que hemos acogido ofreciéndoles el afecto y la ternura de una Iglesia que quiere ser madre. Y aquellos otros que nos hemos encontrado detenidos en el CIE, tras haber sobrevivido a un viaje cargado de riesgos y peligros.

Pero, sobre todo, la patera era de los pobres de la tierra. Aquellos inmigrantes cuyos nombres sólo Dios conoce. Inmigrantes anónimos que enterraron sus sueños y sus esperanzas en esas noches oscuras de los dramas y las tragedias. ¡Qué de sueños y esperanzas, gritos y gemidos, noches oscuras y estrelladas, oraciones y plegarias, temblores y miedos, llantos y agonías en esa pequeña patera!

Me quedo en la retina con la mirada entrañable del Papa Francisco y con su cariñosa sonrisa, mientras se alejaba de la sala Clementina sosteniendo sobre su pecho la pequeña patera».

martes, 2 de diciembre de 2014

La Iglesia española pide al Gobierno "la retirada inmediata" de la disposición sobre las expulsiones en caliente

(Cáritas, Confer, Justicia y Paz y CEE).- Reunidos en Málaga representantes de instituciones eclesiales que trabajan “in situ” a uno y otro lado de la frontera sur para abordar coordinadamente distintos temas que afectan a las personas migrantes, y siendo testigos del sufrimiento diario que las vallas provocan, Cáritas Española, CONFER, Secretariado de la Comisión Episcopal de Migraciones y Justicia y Paz queremos solicitar la retirada inmediata de la disposición sobre las expulsiones sumarias.



La Comisión de Interior del Congreso de los Diputados aprobó el pasado 25 de noviembre el Dictamen sobre el Proyecto de Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, en el que se recoge una modificación a la Ley Orgánica de Extranjería que pretende legitimar las expulsiones sumarias en la frontera de Ceuta y Melilla.

A nuestra preocupación por un proyecto de Ley que criminaliza la pobreza y la movilización social, se suma la consternación por la naturaleza de una enmienda que ha sido introducida a última hora por el Grupo Parlamentario Popular del Congreso.

Además de compartir las reflexiones de instituciones como el Consejo General de la Abogacía y la inquietud expresada por numerosas entidades y plataformas ante la aprobación del citado Dictamen, queremos hacer público nuestro enérgico rechazo a la modificación que se contempla en el mismo porque entendemos que viola derechos humanos, da cobertura legal a una práctica ilegal que se viene constatando desde hace tiempo y no va a aportar soluciones a ninguna de las causas por las que las personas migrantes abandonan sus países de origen para, tras un arduo camino, llegar ante las fronteras de Ceuta y Melilla.

En definitiva, sólo se logrará incrementar el sufrimiento de las personas y no se reducirán las llegadas. Recordamos que La Ley Orgánica de Extranjería ya cuenta con procedimientos legales para abordar los casos de entradas irregulares en España por puestos no habilitados y que conllevan una serie de garantías para las personas migrantes, como son la asistencia letrada y el derecho a intérprete.

Además, aunque insuficiente, existe la posibilidad de solicitar asilo y refugio, e identificar potenciales víctimas de trata y otros perfiles vulnerables. Es necesario señalar que las expulsiones sumarias vulneran lo dispuesto por los artículos 12 y 13 de la Directiva europea 2008/115/CE y el artículo 13 del Código de Fronteras Schengen, que establecen como garantías procedimentales en todo procedimiento de retorno la obligatoriedad de una resolución motivada para la denegación de entrada, en la que se indiquen los motivos exactos de la misma, así como el derecho a recurrir dicha resolución de forma informada y asesorada. Es más, esas expulsiones podrían ser constitutivas de una violación del artículo 6 del Carta Europea de Derechos Fundamentales (CEDH) que contempla el derecho a un proceso equitativo.

Por otra parte, ese Dictamen pone en riesgo la protección internacional, lo que vulnera la Convención de Ginebra de 1951 y el artículo 18 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE. Junto a ello, el artículo 6 de la Directiva 2013/32/UE obliga a los Estados Miembros a garantizar el 2 acceso a la protección no sólo en el territorio nacional sino también en las fronteras y aguas territoriales. Llamamos también la atención sobre la violación que supone del principio de “non refoulement” (no devolución) recogido en el artículo 33 de la Convención de Ginebra de 1951, el artículo 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, el artículo 18 de la ya citada CEDH y la Directiva de retorno (Directiva 2008/115/CE) según el cual ninguna persona puede ser devuelta a un país donde su vida, libertad o seguridad corran peligro.

En las últimas semanas ha sido la propia Comisión Europea e incluso el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas quienes han manifestado su preocupación por la vulneración de derechos que podría conllevar estas decisiones. Por tanto, solicitamos que se retire esta disposición adicional y se busque un consenso político en materia de inmigración.

España debe liderar ese proceso y hacer ver a la Unión Europea que las vallas de Ceuta y Melilla son sólo la consecuencia de una política migratoria europea desenfocada. Solicitamos, asimismo, diálogo para buscar vías de acceso regulares para quienes no las encuentran nunca y no se vean empujados a dar un salto desesperado. Y solicitamos solidaridad con quienes buscan la protección del asilo y el refugio huyendo de conflictos, persecuciones y los efectos de una política de cooperación internacional centrada exclusivamente en un modelo económico de crecimiento que propicia el descarte y la expulsión de los ciudadanos de sus países de origen y no el desarrollo de sus propias capacidades y experiencias para evitar el abandono de sus comunidades como consecuencia de la injustica o la inseguridad.

La aceptación de las expulsiones sumarias que representa la aprobación de este Dictamen supondría consolidar legalmente un concepto de “frontera” sinónimo de un territorio donde los derechos humanos están ausentes. Y como ha señalado la Comisión Episcopal de Migraciones en el VII Congreso de Migraciones en el Vaticano, y ha afirmado recientemente el Papa Francisco ante el Parlamento Europeo, “Europa será capaz de hacer frente a las problemáticas asociadas a la inmigración si es capaz de proponer con claridad su propia identidad cultural y poner en práctica legislaciones adecuadas que permitan tutelar los derechos de los ciudadanos europeos y de garantizar al mismo tiempo la acogida a los inmigrantes“.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Pronunciamiento ante la COP 20


Del 1 al 12 de diciembre tendrá lugar en Lima (Perú) la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Esta convención agrupa a los 195 países firmantes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Una Convención que “fija el objetivo de estabilizar los niveles de emisión de gases de efecto invernadero en un plazo que permita a los ecosistemas adaptarse naturalmente al cambio climático, asegurar la producción de alimentos y permitir el desarrollo económico de manera sostenible”.

En todo el mundo surgen iniciativas encaminadas a recordar a nuestros gobernantes la importancia de adoptar políticas coherentes con estos principios. Una de estas iniciativas, de la que dábamos cuenta en este blog, es el ayuno por el clima al que se nos invita los días 1 de cada mes.  Además de unirse al ayuno, también es posible apoyarlo a través de internet en la página: http://fastfortheclimate.org/es/

Compartimos este mensaje a los participantes en la Conferencia de las Partes emanado del Seminario de JPIC celebrado en Lima (Perú) el pasado mes de noviembre y organizado por la Confederación Caribeña y Latinoamericana de Religiosos (Click en la imagen para ampliar).


lunes, 24 de noviembre de 2014

Ayuno por el clima

Tras el tifón Haiyan en Filipinas, algunas personas comenzaron a ayunar el primer día de cada mes para llamar la atención sobre la necesidad de adoptar políticas eficaces contra el cambio climático, cuyas consecuencias sufren sobre todo los más indefensos.

Personalidades sociales y religiosas, junto con entidades de diverso tipo –entre ellas, el Consejo Mundial de las Iglesias– se han ido sumando a esta iniciativa como un “ejercicio espiritual de solidaridad con las víctimas del cambio climático”. 

El ayuno, privación voluntaria del alimento (cada uno decide en qué medida), se convierte así en una experiencia integradora: una práctica de atención y autocontrol personal, que realizamos junto con otros en solidaridad hacia los más necesitados, sensibles al daño que estamos provocando en el medio ambiente y en sintonía con nuestra dimensión espiritual. 

Un ayuno solidario, sostenible, saludable y espiritual al que estamos invitados el próximo 1 de diciembre (y los primeros días de cada mes). Puedes sumarte a la campaña desde este enlace (click aquí)


lunes, 17 de noviembre de 2014

Aula de debate: ÁFRICA, CERCANA Y DESCONOCIDA con la Hna. Paciencia y Jean-Arsène Yao

¡Paz y Bien! Este martes en la parroquia franciscana de Ntra. Sra. del Rosario (plaza de los franciscanos 3, metro Batán, Madrid) a las 20:30 hrs aula de debate con el título "ÁFRICA, CERCANA Y DESCONOCIDA". Vendrán como invitados la Hermana Paciencia, superviviente de ébola y donante del suero que ayudó a sanar a Teresa Romero, y Jean-Arsène Yao, historiador marfileño

¡Estáis tod@s invitados!


lunes, 3 de noviembre de 2014

Boletín informativo sobre JPIC de los franciscanos OFM

Accede a través de este enlace (click aquí) a la última edición de "Contacto", boletín informativo elaborado por la Oficina de JPIC en Roma de la Orden de los Hermanos Menores (OFM).


viernes, 31 de octubre de 2014

#IGUALES, el movimiento contra la desigualdad extrema

La desigualdad extrema va en aumento. Vivimos en un mundo en el que las reglas se diseñan en beneficio de las personas más ricas a costa de todas las demás. Esta situación nos perjudica a todos, no importa de dónde seamos, porque socava el crecimiento económico, fomenta la corrupción y constituye un obstáculo para la reducción de la pobreza. ¿Es esta desigualdad extrema algo inevitable? La respuesta es NO. Se pueden tomar muchas medidas para equilibrar la situación.

Favela Paraisópolis haciendo frontera con el distrito de Morumbi en São Paulo, Brasil.

Personas de todo el mundo ya han empezado a actuar. Las recientes protestas masivas en países como Brasil, Chile, Islandia y Hungría ponen de manifiesto que la ciudadanía ya no está dispuesta a tolerar una desigualdad tan extrema, ni que las leyes estén diseñadas para favorecer a los que más tienen.

En este marco de la lucha contra la desigualdad, la ONG Oxfam lanza #IGUALES, una campaña de 5 años cuyo objetivo es acabar con la desigualdad extrema y exigir a los responsables políticos que hagan todo lo posible para equilibrar la situación. 



En este enlace puedes leer el informe elaborado por la organización (descárgalo aquí) donde se analizan el estado actual de ricos y pobres y medidas para combatir la desigualdad.



En ente otro enlace puedes unirte a la campaña (click aquí)

Franciscans International advierte en la ONU sobre los feminicidios en Bolivia

La organización Franciscans International (ONG que representa a la Familia Franciscana ante la ONU) ha presentado en las Organización de las Naciones Unidas un informe sobre Derechos Humanos en Bolivia en el que muestra su preocupación por los casos de feminicidio que no disminuyen pese a la promulgación de la Ley 348.



“Bolivia es un Estado que está a la vanguardia en cuanto a leyes, en cuanto a buscar el bien del país, pero la implementación de estas leyes es lo que se está trabajando y es lo que más falta todavía, por ejemplo, la ley 348 de lucha contra la violencia a la mujer fue promulgada, pero la implementación todavía no se ve en los frutos”, dijo la hermana Ignacia Alba, representante de Franciscans International.

Alba agregó que los casos de feminicidio en el país continúan en aumento: “Sólo en este año se ha habla de más de 100 feminicidios, ¿Cómo es que hay una Ley y no disminuye esto? Son grandes interrogantes, hay avances pero en cuanto a realidad todavía no se ve este cambio”, apuntó.

El alcohol, primera causa de la violencia de género

Entre tanto, el director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de La Paz, el coronel Franklin Llanos, confirmó que el consumo de bebidas alcohólicas es la principal causa para la violencia contra la mujer, particularmente durante los fines de semana.

Explicó que de enero a septiembre, en el departamento de La Paz, se registraron un total de 7.532 denuncias de violencia, 9 feminicidios y un caso con sentencia de 30 años de privación de libertad: “Más o menos tenemos alrededor de 19 a 25 denuncias por día en la ciudad de La Paz, aunque de lunes a viernes tal vez disminuya la cifra y fines de semana se incremente”, apuntó.

Via Erbol

viernes, 24 de octubre de 2014

Justicia y Paz: La energía y la protección del medio ambiente

“Energía, Justica y Paz, una reflexión sobre la energía en el contexto actual de desarrollo y la protección del medio ambiente”, es el título del documento, realizado por el Pontificio Consejo Justicia y Paz con el objeto de aportar “una reflexión destinada a nutrir otras reflexiones” señalan y advierten que no se trata de un análisis geopolítico, ni un documento programático de carácter técnico o receta universal, sino una reflexión destinada “a inspirar la toma de decisiones por parte de las autoridades competentes y su posterior aplicación, a ofrecer conocimientos teóricos a aquellos que se encuentran directamente empeñados en trabajo de campo, y finalmente a acrecentar la conciencia de la opinión pública respecto a la cuestión energética”...

jueves, 23 de octubre de 2014

Oración por la Paz en el Espíritu de Asís

Entre las múltiples acciones que se sucederán este mes, la familia Franciscana de España nos convoca a una Oración por la Paz en el Espíritu de Asís

Lugar: Basílica de San Francisco el Grande, Madrid
Día: 26 de octubre, domingo
Hora: seis de la tarde (18:00 hrs)

El "Espíritu de Asís" es un impulso al encuentro que inauguró el Papa Juan Pablo II el 27 de octubre de 1986 en el Encuentro Interreligioso celebrado en la ciudad de Asís. En esa fecha, respondiendo a su llamada, rezaron y ayunaron juntos ciento cincuenta representantes de las doce principales religiones del mundo. Fue un soplo del Espíritu Santo para lograr armonía y paz en el mundo inspirado en el Hermano Francisco. Una propuesta para recorrer caminos de encuentro, de diálogo y amistad, primeramente con cristianos de diversas denominaciones y luego con todos los creyentes en Dios.




"Es necesario que los cristianos se estimen y profundicen los signos de esperanza presentes en este último fin de siglo, a pesar de las sombras que con frecuencia los esconden a nuestros ojos...en el campo eclesial, una más atenta escucha de la voz del Espíritu a través de la acogida de los carismas y la promoción del laicado, la intensa dedicación a la causa de la unidad de los cristianos, el espacio abierto al diálogo con las religiones y con la cultura contemporánea". (Juan Pablo II)

Desde entonces la familia franciscana recuerda esta fecha uniéndose en oración a distintas confesiones por todos los lugares de la tierra.

miércoles, 22 de octubre de 2014

¿Fronteras a cualquier precio?:

El Secretariado de la Comisión Episcopal de Migraciones, CONFER, el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) y Cáritas expresan su más profunda consternación ante las vulneraciones de derechos humanos que se están produciendo en la Frontera Sur y la falta de acceso a protección internacional  



Madrid, 21 de octubre de 2014.- El Secretariado de la Comisión Episcopal de Migraciones, CONFER, el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) y Cáritas, alarmados por el aumento de las muertes en el paso fronterizo, el uso desproporcionado de la violencia en la valla de Melilla, las prácticas de expulsión realizadas bajo dudosa legalidad, la imposibilidad de solicitar asilo y las últimas agresiones contra inmigrantes subsaharianos en países de tránsito: 

Queremos expresar nuestra más profunda consternación por las vulneraciones de derechos humanos que se están produciendo desde hace meses en esta Frontera Sur de la Unión Europea, especialmente en Ceuta y Melilla.

Alertamos, en este sentido, sobre la “globalización de la indiferencia” que denunció el papa Francisco en la isla de Lampedusa, ante la deshumanización de la vida que estamos sufriendo en nuestras fronteras. 

Alentamos a la sociedad a ir más allá del sensacionalismo que transmiten noticias aisladas e inconexas, y a tomar conciencia de las causas que producen sin interrupción estos hechos dramáticos.

Nuestra sociedad no puede tolerar leyes, ni actuaciones de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, ni acuerdos sobre inmigración entre Estados que supongan mayores sufrimientos y vulneraciones de derechos hacia las personas. Nuestra pasividad e indiferencia refuerzan y legitiman este tipo de prácticas, que amenazan la vida y los derechos humanos de las personas inmigrantes, los solicitantes de asilo y los refugiados. 

Consideramos que las medidas y actuaciones adoptadas en torno a la frontera únicamente consiguen incrementar aún más si cabe el sufrimiento, dolor y muerte de todas aquellas personas que están arriesgando, e incluso perdiendo, sus vidas mientras buscan bienestar, seguridad y protección a las puertas de Europa.

Debemos insistir, una vez más, que “la condición de irregularidad legal no permite menoscabar la dignidad del emigrante, el cual tiene derechos inalienables que no pueden violarse ni desconocerse”[1]. Es necesario subrayar, además, que entre quienes llegan se encuentran muchas personas refugiadas con derecho a protección.

Desde los trágicos sucesos de Lampedusa de hace un año, fruto de esa “cultura del descarte” que todo lo impregna y en la que vivimos inmersos, no sólo no hemos mejorado, sino que las políticas públicas de control de las fronteras y de acceso a protección internacional se han endurecido.    

En el mensaje de los obispos de la Comisión Episcopal de Migraciones para la Jornada Mundial del Emigrante de este año 2014, éstos ya pedían, entre otras cosas, “seguir abogando para que no se niegue el auxilio y la asistencia a los inmigrantes en situaciones de peligro para la vida”, en fidelidad a la que ha sido su línea  de denuncia profética al respecto.

Urgimos a que las labores de protección y vigilancia de nuestras fronteras se realicen en todo momento bajo el más estricto cumplimiento de los derechos fundamentales, la legislación nacional y europea y los tratados internacionales ratificados por España. Y reclamamos como máxima prioridad en estos momentos evitar nuevos sufrimientos, respetar la vida humana y garantizar el derecho al asilo. 

Basándonos en la narrativa de la Biblia –una narrativa de migración–, invitamos  a todos los agentes de Iglesia, comunidades cristianas, y sociedad en general a mantener una actitud personal y colectiva de acogida y hospitalidad, junto a la máxima alerta y denuncia de estos hechos, que no son nuevos, y ante a los cuales no podemos mantenernos indiferentes.

[1] Juan Pablo II, mensaje para la Jornada Mundial de las Migraciones, 1995, n.1 y2 

martes, 21 de octubre de 2014

Los misioneros y la marca España

Queremos traer a este rincón de la JPIC el testimonio de nuestra hermana Sofía, Franciscana Misionera de la Madre del Divino Pastor, que hace un año por estas fechas respondió con generosidad a la llamada del pueblo africano para ser una más entre ellos y, con espíritu de minoridad e itineraria, salió al encuentro de Jesús en las gentes sencillas de Angola. En esta carta refleja cómo desde allá han vivido lo que en en este llamado primer mundo hemos llamado "crisis del Ébola". Damos gracias a Dios por estos hermanos que testimonian con valentía el Amor de Dios y nos quedamos con sus palabras: NOS MUEVE LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO!!!!!!



Los misioneros y la marca España, por Sofía Quintans

Me llamo Sofía Quintáns y soy una de las muchas ciudadanas y ciudadanos españoles que mostramos en el mundo la “marca España”. Formo parte de ese grupo anónimo de cooperantes, voluntarios/as y misioneros/as que creemos en “otro mundo posible, necesario y urgente” y que llevamos en nuestras entrañas el dolor de nuestro pueblo. Ese dolor que viene de seres humanos que no saben nada de recortes, izquierdas, derechas, protectoras de animales y protocolos de sanidad…y se encuentran en las fronteras y periferias del mundo. Esos lugares de los cuales poco o nada sabemos y conocemos y de los cuales hablamos y generamos más que opinión. 

Todo lo que ha ocurrido y está ocurriendo a raíz de la llegada del ébola en España y visto desde África, desde el sufrimiento y la profunda alegría y lucha de este pueblo, golpea y sacude, duele... me pregunto, ¿qué nos está pasando?

Por citar algunos aspectos…nos cuesta distinguir:
´
- Los derechos de un ciudadano español (derecho a retornar al propio país) 
- La entrega heroica de las personas como fueron los dos misioneros hermanos de San Juan de Dios (más allá de ser religiosos, con las connotaciones que para muchas personas tiene)
- Los protocolos de sanidad (bien o mal hechos)
- El trasfondo político (que nos mantiene ciegos)
- Asumir que una de las consecuencias de un profesional sanitario que cuida a un enfermo de esas características es ser contagiado/a

Los dos misioneros españoles, envejecieron dando sus vidas y entregándolas, salvando vidas, al igual que la mejor “marca España”, de esa que está faltando y que se nos está olvidando que muestra lo mejor del ser humano. Se nos olvida mostrar lo mejor del ser humano a las nuevas generaciones, que se están quedando en recortes, izquierdas, derechas, protectoras de animales y protocolos de sanidad…

No tengo palabras para expresar mi agradecimiento por tanta entrega anónima y sacrificada, llena de amor y de las que nadie ni nada puede borrar. No tengo palabras para expresar mi grito que se une al clamor del sur. El SUR con corazón, que no se olvida del hermano/a y donde el ébola es uno de los muchos males que viven los pobres. Somos incapaces de ponernos en su piel…

Pido al Señor cada día que se recupere la enfermera Teresa del ébola y en ella, que manifestemos la lucha por la dignidad de cada ser humano. De todo ser humano. Igual que se escucharon voces ante la muerte de su perro de: “asesinos”, que se levante el grito que nace del corazón humano por la justicia y la dignidad de todos. Nos está faltando lucidez, coraje y corazón.

De nuevo, un agradecimiento emocionado a la mejor “marca España” que llega hasta a dejarse contagiar por los muchos ébolas de nuestro mundo, “amando hasta el extremo”. Gracias Médicos sin Fronteras, gracias hermanos misioneros en la zonas de mayor peligro y conflicto! 
Invito a acercarse a este SUR y a los muchos ébolas de nuestro mundo. Estoy segura que en el encuentro con la persona con rostro e historia, tu vida y tu forma de valorar la realidad no será igual. 

Gracias a los que nos animáis y ayudáis a seguir adelante llevando la “marca España”!

A los misioner@s, no nos moverán!!!!!!!!!!! PORQUE NOS MUEVE LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO!!!!!!

miércoles, 15 de octubre de 2014

La familia franciscana de la India clama: «No más violencia contra las mujeres»

“Nosotros los franciscanos, conocidos por el carisma de San Francisco y Santa Clara de Asís, seguidores de Cristo y de su Evangelio, amantes de Dios, de la humanidad y de toda criatura, decimos ‘No’ a la violencia contra las mujeres, y nos comprometemos a ayudar en su crecimiento y desarrollo a las niñas”.

Así lo afirma un llamado por la “Asociación de Familias franciscanas de la India” (AFFI), que reúne a todos las congregaciones religiosas femeninas y masculinas y a las asociaciones laicales indias que se inspiran en San Francisco de Asís

“Recordando con dolor la terrible violencia contra las mujeres en el país, como franciscanos de la India, hacemos un llamamiento a todas las instituciones educativas y de caridad para que se concentren en el bienestar de las chicas a través de acciones concretas”, afirma el llamamiento enviado a Fides y firmado por el Padre A.J. Mathew OFM. Cap, Presidente de la AFFI.

La violencia contra las mujeres ha alcanzado un nivel intolerable en el país, como se desprende de los datos oficiales reportados en el comunicado enviado a la agencia Fides: una de cada cinco niñas en la India sufre violencia física antes de la edad de 15 años

.

El 4,5% de las niñas entre 15 y 19 años de edad se ven obligadas a mantener relaciones sexuales; el 34% de las adolescentes sufren violencia física; cada día 92 mujeres son violadas en la India; el 91% de las mujeres indias sufre acoso sexual en el curso de su vida.

Los franciscanos, ante este escenario alarmante, proclaman “la dignidad de cada niña y muchacha en la familia y en la sociedad” y se comprometen a garantizar “la alfabetización de las niñas, especialmente en las zonas rurales y los barrios marginales, especialmente en los grupos tribales y de las chicas dalits”.

La red AFFI busca organizar seminarios especiales y talleres sobre la protección y promoción de la mujer y establecer un grupo de trabajo para supervisar la buena educación de las niñas en la sociedad, en todos los niveles mediante la promoción de campañas contra la violencia contra las mujeres.

Los franciscanos indios, presentes en 165 provincias, recuerda el texto, contribuyen al bienestar de la sociedad a través de cientos de escuelas, universidades, instituciones médicas y obras sociales repartidos por todo el país, en particular en beneficio de los pobres, los oprimidos, los marginados.

Vía: (ACI/EWTN Noticias)

15 de octubre: Día internacional de la mujer rural

Hoy conmemoramos el Día internacional de la mujer rural. Reconocemos su labor por hacer de madres, esposas y en la mayoría de los casos trabajar en el campo. Pero sobre todo, apoyamos su educación y que conozcan sus derechos para contribuir a la educación de sus hijos y al desarrollo de sus comunidades.


#DíaInternacionalMujerRural

martes, 7 de octubre de 2014

#PobrezaCero



Busca la información sobre las movilizaciones y actividades aquíhttp://pobrezacero.wordpress.com/semana-de-lucha-contra-la-pobreza/
¿Echas en falta alguna actividad? Envía los datos a pobrezacero@coordinadoraongd.org
Puedes descargar carteles y logos en diferentes tamaños desde AQUÍ
También puedes leer las últimas entradas en el blog de Pobreza Cero aquí: http://pobrezacero.wordpress.com/
Además, este año el 16 de octubre la Alianza Española contra la Pobreza organiza un encuentro internacional para promover la conformación de un Panel Internacional para la Erradicación de la Pobreza y la Desigualdad. Si estás en Madrid y quieres asistir, por favor rellena el siguiente formulario

7 de octubre de 2014 - Jornada Mundial por el Trabajo Decente: El mundo del trabajo necesita de la alegría del Evangelio

(Vía HOAC y JOC)

Ante la celebración de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, el día 7 de octubre, estas palabras recientemente pronunciadas por el Papa Francisco, adquieren un profundo significado y una llamada a toda la Iglesia y a toda la sociedad:

«Es necesario reafirmar que el trabajo es una realidad esencial para la sociedad, para las familias y para los individuos, y que su principal valor es el bien de la persona humana, ya que la realiza como tal, con sus actitudes y sus capacidades intelectuales, creativas y manuales. De esto se deriva que el trabajo no tenga solo un fin económico y de beneficios, sino ante todo un fin que atañe al hombre y a su dignidad. ¡Y si no hay trabajo esa dignidad está herida!» 

(a los dirigentes y obreros de las fábricas de acero de Terni, 20 de marzo de 2014).

«El problema es no llevar el pan a la casa, esto quita la dignidad. El problema más grave es la dignidad por esto tenemos que trabajar y defender la dignidad que nos da el trabajo» 

(Encuentro con trabajadores y estudiantes del sector de la industria. Molise, 5 de julio 2014).

Estamos inmersos en una realidad que ha sufrido y está sufriendo profundas transformaciones en todos los ámbitos de la vida de las personas. Una de las mayores es la manera de entender y organizar el trabajo humano.

La forma en que hoy se organiza el trabajo no es compatible con la vida digna a la que estamos llamados. Tener o no trabajo, tener un salario suficiente para poder vivir, realizar el trabajo en condiciones dignas o no,son condiciones que posibilitan el crecimiento y el desarrollo de las personas o lo impiden.Basta ilustrar esta realidad con algunos datos:



Desde el año 1999, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), con participación de gobiernos, y asociaciones empresarias y sindicales, impulsa el objetivo de lograr un trabajo decente como elemento fundamental para combatir el empobrecimiento y como camino hacia una sociedad decente, más justa y humana.
También la Iglesia, desde la Doctrina Social (DSI), llama la atención y promueve que se impulse el trabajo decente. Movimientos de creyentes, como el  MMTC (Movimiento Mundial de trabajadores cristianos), Caritas Internacionalis, Iustitia y PaxPax Romana y cientos de otros grupos representativos de congregaciones, asociaciones y movimientos, han hecho suya esta reivindicación como símbolo de la lucha contra el desempleo, la subocupación y la precariedad laboral.
¿Qué está pasando con el ser humano, con el trabajo y con la sociedad que se está configurando?
Organizaciones sociales como sindicatos, asociaciones de todo tipo, asambleas de parados… organizaciones eclesiales como parroquias, comunidades, Cáritas, Justicia y Paz, y movimientos apostólicos…  estamos trabajando por construir un nuevo mundo donde el trabajo decente sea una prioridad que nos permita vivir con dignidad, construir nuestra humanidad y crear lazos sociales  tan necesarios para construir la fraternidad universal.
Como iglesia no podemos permanecer callados y pasivos cuando las condiciones sociales dificultan que el ser humano pueda vivir con arreglo a su dignidad de hijo de Dios.
Nuestra preocupación por la vida humana, y especialmente por los pobres en los que vemos a Jesucristo, nos debe llevar a ocuparnos y preocuparnos por la realidad del trabajoNo olvidemos que  “los pobres son en muchos casos el resultado de la violación del trabajo humano, bien porque se limitan sus posibilidades (desocupación, subocupación) bien porque se devalúan los derechos  que fluyen del mismo, especialmente el derecho al justo salario, a la seguridad de la persona del trabajador y su familia” (Caritas in veritate, 63).
Como iglesia, nos comprometemos a asumir la llamada que nos hace el documento preparatorio del Sínodo extraordinario de los Obispos sobre la Familia en su número 71: “En diálogo con el Estado y las entidades públicas, se espera de parte de la Iglesia una acción de apoyo concreto para un empleo digno, para salarios justos, para una política fiscal en favor de la familia, así como la activación de una ayuda para las familias y los hijos”.
Invitamos a las organizaciones sociales y eclesiales y a todas las personas de buena voluntad, a celebrar este año la Jornada mundial por el trabajo decente reflexionando sobre lo que está aconteciendo en el mundo laboral y descubrir y denunciar las causas que propician el sufrimiento de tantas trabajadoras y trabajadores, familias y pueblos.
Con esperanza invitamos a continuar detectando y apoyando las iniciativas que muchas personas, organizaciones y colectivos están desarrollando en el campo del trabajo cooperativo, de empresas de inserción laboral, del trabajo social, del reconocimiento del trabajo no productivo como trabajo necesario para la sociedad; la reivindicación de un ingreso familiar mínimo con el que poder vivir; la banca ética; la economía de comunión. Todas ellas son manifestaciones de que es posible organizar el trabajo desde otros valores y criterios donde las personas y las familias sean el centro y fin de la producción, de la actividad económica y de la sociedad y no meras herramientas de producción o mercancías a merced de los mercados.
Sigamos potenciando las que existen y construyendo otras experiencias nuevas que vayan tejiendo redes de solidaridad y formas de construir nuestra humanidad, donde la actividad humana y el trabajo decente posibiliten la realización de las personas y estén al servicio de la comunión social.
Como hombres y mujeres creyentes, creemos que la buena noticia del Evangelio pasa por ser buena noticia para el mundo del trabajo. La alegría del Evangelio debe ser también alegría del Evangelio para el mundo del trabajo, para los trabajadores y trabajadoras.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Sí a combatir el cambio climático

Durante el pasado año 22 millones de personas en 119 países se vieron obligados a abandonar sus hogares a causa de desastres naturales, el triple que el número de desplazados por conflictos. La región más afectada fue Asia, donde 19 millones de personas, más del 87% del total de desplazados, debieron huir de sus zonas de residencia a causa de esos fenómenos.


A partir de mañana, 23 de septiembre, tendrá lugar en Nueva York una cumbre convocada por Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, para que líderes políticos, sociales, industriales y financieros se comprometan a paliar los efectos del cambio climático construyendo una economía baja en carbono. A ésta cumbre, que lleva el lema «Sí a combatir el cambio climático», le seguirán las de Lima y París donde se esperan grandes decisiones el próximo año. Pero, ¿se adoptarán medidas valientes o serán, como el Protocolo de Kioto, promesas vacías? Las ideas están claras pero, reformulando la gran cuestión al modo clásico, nos preguntamos: ¿quién le pondrá el cascabel al gato?


El cambio climático no es un problema lejano. Ya es una realidad, que tiene consecuencias evidentes en la vida de las personas. El cambio climático está creando trastornos en las economías nacionales por los que hoy estamos pagando un precio muy caro, y en el futuro pagaremos un precio aún mayor. Sin embargo, cada vez se reconoce más que en la actualidad disponemos de unas soluciones asequibles y ampliables que nos permitirán dar un gran salto cualitativo hacia unas economías más limpias y resilientes.


Como hijos de Dios que viven en un planeta que está en peligro debido a nuestra incapacidad para cuidar de él, dirigimos nuestra súplica al Padre. La vida humana está en riesgo a causa de nuestra explotación desmedida de los recursos, de nuestras guerras por los bienes de la tierra, y una renuencia a asumir la responsabilidad de aquellos que son pobres y oprimidos. Le pedimos a Dios un corazón nuevo, uno que reconozca la responsabilidad por nuestra hermana, la Madre Tierra, y por todos sus hijos, presentes y futuros.

Oramos con el Salmo 8:

Señor, dueño nuestro,
¡qué admirable es tu nombre en toda la tierra!
Ensalzaste tu majestad sobre los cielos.
De la boca de los niños de pecho
has sacado una alabanza contra tus enemigos,
para reprimir al adversario y al rebelde.
Cuando contemplo el cielo, obra de tus dedos,
la luna y las estrellas que has creado,
¿qué es el hombre, para que te acuerdes de él,
el ser humano, para darle poder?
Lo hiciste poco inferior a los ángeles,
lo coronaste de gloria y dignidad,
le diste el mando sobre las obras de tus manos,
todo lo sometiste bajo sus pies:
rebaños de ovejas y toros,
y hasta las bestias del campo,
las aves del cielo, los peces del mar,
que trazan sendas por el mar.Señor, dueño nuestro,
¡qué admirable es tu nombre en toda la tierra!

viernes, 8 de agosto de 2014

África siempre muere...

África por una cosa o por otra, siempre muere. Mueren sus gentes, mueren sus niños, etc.
Hoy es una epidemia de ébola, mañana un conflicto inter étnico, pasado una guerra.... la cuestión es que áfrica sobra desde hace mucho tiempo para el resto del mundo.

Desde que fue totalmente expoliada por occidente, ya no interesa, sobra en el planeta.

¿Quién introduce los conflictos, las armas, los virus, las epidemias, etc.?

Esto da mucho que pensar, ya que ellos viven resignados a su mala suerte, y cuando algunos no pueden mas y quieren escapar de la situación de desesperación en la que viven, los vemos como una amenaza, y les ponemos muros, vallas, concertinas, y mas muros y mas dinero gastado inútilmente; ya que el hambre física y el hambre de libertad y el hambre de poder sobrevivir, no tiene contención.

Ya se darán maña, para intentar llegar a un mundo que les ofrezca otra realidad, aunque sea de manera hostil y xenófoba.

¡Qué duro se nos pone el verano, sabiendo que existen tantos conflictos en los otros mundos lejanos!

¿Cómo podríamos ayudar? ¿Qué tendríamos que hacer?

Vía fray Santiago Agrelo, (OFM) que nos comparte este texto recibido.


martes, 5 de agosto de 2014

España suspende la venta de armas a Israel... por un mes

Como consecuencia del conflicto bélico en la franja de Gaza, el Gobierno español ha decidido suspender la venta de armas a Israel. Esto sería una buena noticia si no fuera porque es una decisión circunstancial, con fecha de caducidad: la suspensión sólo estará operativa durante el mes de agosto.

Las ventas de armas españolas a Israel ascendieron a 4,9 millones de euros en 2013, principalmente en pistolas, vehículos todoterreno, morteros, espoletas y granadas iluminantes. Estaba previsto que a lo largo de 2014 la suma alcanzara cerca de seis millones de euros. 



Seguimos unidos en la oración, para que la Paz reine en los corazones de todos los hombres; gritamos ¡PAZ! y le pedimos gobiernos y empresas que prime la cordura sobre los intereses económicos cuando de lo que se habla es de vidas humanas. (A través de este enlace puedes ver una de las iniciativas de la que nos hacíamos eco hace unos días para recopilarfirmas exigiendo a los directores ejecutivos de las compañías ABP, HP, Veolia, Barclays, Caterpillar y G4S que pongan fin a los negocios con los que se financian los asentamientos ilegales y la acción militar en la zona)

miércoles, 30 de julio de 2014

Si Francisco de Asís viviera hoy en América Latina...

[Texto de Pedro Casaldáliga extraído de Al acecho del Reino. Antología de textos 1968-1988, editorial Nueva Utopía y Ediciones Endymión, Madrid 1989, 305 pp]

Si Francisco de Asís viviera hoy en América Latina, viviría franciscanamente, claro, y latinoamericanamente también; pero de modo diversificado, según que viviese en Brasil o en El Salvador o en Bolivia. Porque América Latina, aun siendo una realidad común -«un continente creyente y oprimido», como dicen nuestros teólogos- no deja de ser plural.



De todos modos, viviría como un indio o como un favelado o como un oprimido cualquiera de nuestro pueblo. Sería pobre, pero de verdad. No haría apenas «opción preferencial por los pobres». Porque quien opta por los pobres, es que no es pobre. Y quien opta preferencialmente por los pobres... qué sé yo, es un decir, se queda también, aunque sea menos preferencialmente, con los ricos (nuestra santa Madre Iglesia ha sabido hacer esto muy bien durante siglos, dicho sea con perdón de todos los que somos Iglesia). Sería un agente de pastoral, para poder anunciar más eclesialmente la Palabra. Porque Francisco era muy eclesial. Hoy posiblemente sería menos «eclesiástico".

Se llevaría muy bien, sin duda, con las comunidades cristianas populares. Y sentiría que son ellas las que están restaurando nuestra vieja Iglesia, más o menos en ruinas...

Estaría apasionadamente a favor de la justicia y de la paz. Creo que viviría más politizado -cada época tiene su carisma-, porque no es posible que Francisco de Asís no asumiese Medellín y el grito de los pobres de la tierra latinoamericana y ese vendabal de Espíritu y de sangre que sacude nuestro continente.

Creo que se angustiaría hasta la muerte -posiblemente sería mártir hoy Francisco de Asís, si viviera en América Latina- viendo tanta violencia, crónicamente institucionalizada, que destroza las almas y los cuerpos de poblaciones y naciones enteras.

Sería, ¿cómo no?, un exiliado o un torturado o un desaparecido.

Sería evangélicamente antinorteamericano -con perdón de todos los norteamericanos pueblo, sobre todo de los norteamericanos que son franciscanos por añadidura-; porque me temo que el Sultán de Estados Unidos no lo escucharía con el mismo respeto con que el Sultán sarraceno lo escuchó.

Posiblemente iría hasta Roma, de grumete en un navío, para recordarle al Papa la intolerable atrocidad de las masacres de El Salvador y Guatemala, mucho más intolerables que los conflictos de Beagle o las Malvinas y más que la dura situación de la Polonia papal. De paso, intentaría convencer al Papa de que la revolución sandinista es mucho más cristiana que todos los gobiernos democristianos o las católicas repúblicas del continente que no tienen ningún conflicto diplomático con la Santa Sede Vaticana.

Conminaría a las multinacionales y sus productos químicos y radioactivos y a todos los procesos suicidas que destrozan florestas y contaminan las vidas y los ríos y el aire y la luz de las estrellas.

Asís era una ciudad luminosamente humana: alma, piedra y paisaje. Y Francisco la bendijo, antes de morir, como se bendice el vientre de una madre. ¡Pobre Francisco queriendo bendecir, impotente, las monstruosas aglomeraciones de Sâo Paulo o México, o Buenos Aires...!

Tampoco consigo entender cómo se las haría Francisco para amansar a los humanos (?) lobos de la represión, sueltos a millares por nuestro continente. ¡Qué dulce el lobo de Gubbio junto a esos lobos!

Francisco sería, aquí también, un trovador popular, de guitarra en bandolera, cantando indígenamente el dolor y la esperanza de toda esta Patria Grande, nuestra Indio-Afro-América. La cultura y la religión populares serían su cultura y su religión, pero con mucho aliento de revolución y de teología de la liberación en el fondo del alma y en la exultante boca.

Francisco amaría fraternalmente a muchas Claras latinoamericanas -religiosas y seglares- que viven consagradas al servicio del Reino con una despojada dedicación.

Sé que sentiría delante de ciertas cruzadas contra el comunismo, la misma cristiana decepción que sintió ante las cruzadas contra Mahoma. Porque ni las unas ni las otras combaten limpiamente por el Reino, con la cruz, para la liberación de los pobres. Siendo así que los pobres valen infinitamente más que el santo sepulcro y que los lucros del capital.

¿Fundaría Francisco una familia religiosa, hoy, en América Latina, después de lo que él sabe ahora de las Ordenes y Congregaciones? En todo caso, a su familia religiosa y a las otras familias religiosas y a todos los cristianos nos recordaría que el Evangelio ha de ser entendido «sin glosas» (pero esto nos lo recordaría inútilmente...).

Sería aún más contemplador, si es posible ser más contemplador de lo que fue aquel seráfico contemplativo. Porque la contemplación es tanto más urgente y vital cuanto mayor es la lucha por la justicia. Porque la verdadera revolución cristiana solamente se hace a fuerza de mucha oración. Porque América, con todo el Tercer Mundo, es un continente esencialmente contemplativo.

Para terminar, creo que Francisco estaría muy de acuerdo -aun ruborizándose un poco, si es que hay rubor en la Gloria- con el maravilloso libro que nuestro perseguido teólogo franciscano, Leonardo Boff, acaba de publicar sobre «El vigor y la ternura» en San Francisco.
«Concilium» decía, en un número reciente, que cada uno tiene «su» Francisco, en la mente y en el corazón. Este Francisco de Asís que yo acabo de suponer hoy en América Latina es «mi» Francisco de Asís, evidentemente. Todos los otros posibles Franciscos me merecen el mayor respeto.

Alabado sea mi Señor porque un día nos dio esta criatura humana criatura llamada Francisco y porque todavía hoy nos da esta inquieta voluntad de ser también nosotros latinoamericanamente franciscanos.